Rejuvenecimiento Laser Resurfacing

El resurfacing con láser es una técnica que consiste en producir una vaporización de la epidermis facial mediante un rayo de energía infrarroja. Se realiza normalmente en toda la piel de la cara (resurfacing facial) o por áreas (alrededor de los ojos o de la boca, en el entrecejo o en las mejillas). En 24 horas aparece una costra fina que cae la primera semana después del tratamiento

Durante el tratamiento, es necesario proteger los ojos con gafas específicas de cada láser.

Anestesia

Se recomienda la aplicación de pomada anestésica 30 minutos antes del procedimiento.

Ingreso en clínica

No

Recuperación

Después de la aplicación, la piel quedará sonrosada por un período de dos a tres semanas, por lo que el paciente lo debe tener en cuenta a la hora de integrarlo en su agenda social.

 

Preguntas frecuentes

¿Se puede tomar el sol?

Es aconsejable no tomar el sol o utilizar protección solar durante un periodo de 2 a 3 meses después del tratamiento.

¿Cuándo se ve el resultado definitivo?

A partir de los 2 meses.

¿Qué riesgos entraña el tratamiento?

Se puede producir un Eritema o enrojecimiento que dure más de dos o tres semanas en casos donde se requiera mayor potencia, sobre todo en pieles más dañadas por el sol y los años.

¿A qué edad es posible tratarse?

Se aconseja en pieles dañadas por el sol a partir de los 40 años.

¿Es doloroso?

No si se utiliza anestesia en pomada.