Reducción de Senos Mastoplastia

Tratamiento:

Para la reducción de senos, la técnica quirúrgica a emplear va a depender del volumen que se pretenda reducir.

También depende de la piel del pecho y de la posición inicial de la areola.

Se realiza la mínima incisión posible que queda disimulada rodeando la areola y una incisión vertical o en forma de ‘T’ invertida que sale de la areola según el caso.

Anestesia:

Para la cirugía de reducción mamaria es aconsejable utilizar anestesia general. La paciente permanecerá dormida durante toda la operación, lo que permite una mejor relajación muscular y por consiguiente facilita la labor del cirujano.

A su vez la recuperación de la anestesia es rápida y la paciente habitualmente vuelve a su domicilio a las 3 o 4 horas tras la intervención.

Ingreso en clínica:

Habitualmente se realiza sin ingreso. Sólo en algunos casos se puede aconsejar permanecer 24 horas en la clínica.

Duración del tratamiento:

La duración de la intervención dura entre dos y tres horas.

Recuperación:

Después de la operación la paciente lleva un vendaje compresivo habitualmente 24 horas.

Tras la operación, la paciente puede notar una perdida transitoria en la sensibilidad de la zona. Esta sensación irá desapareciendo de forma progresiva.

Durante el primer mes, es conveniente no dormir boca abajo y utilizar un sujetador sin aros, de tipo deportivo incluso para dormir.

Al salir de la intervención deberá evitar esfuerzos, coger peso o movimientos bruscos hasta el mes de la intervención.

Es aconsejable la ducha en lugar del baño para evitar contacto de la cicatriz con el agua.

Podrá depilarse axilas una semana después de la intervención.

Se podrá reincorporar a la actividad normal en 48 horas siempre que sean trabajos más de despacho y con poco esfuerzo físico.

Si su trabajo le exige algún esfuerzo es mejor esperar entre 7 y 10 días…

Preguntas frecuentes

¿A qué edad es posible tratarse?

Cuando el desarrollo de la mama se ha completado totalmente. A partir de los 18 años es una edad razonable.

¿Es doloroso?

No ya que se realiza con anestesia general. La recuperación tampoco es dolorosa.

¿Qué riesgos entraña la mamoplastia?

Cualquier intervención quirúrgica, lleva asociado un riesgo de hemorragias, infección, sangrado mayor del habitual o complicaciones relativas a la anestesia.

Riesgos específicos que pueden aparecer en raras ocasiones:

Puede darse pérdida o disminución de sensibilidad o incluso hipersensibilidad de alguna región localizada del pecho o pezón, que puede rara vez puede resultar permanente.

En cuanto a las cicatrices normalmente son poco visibles. Solo en muy pequeño porcentaje de casos se requiere retoque quirúrgico.

¿Cuándo se ve el resultado definitivo?

El resultado se ve de forma inmediata tras la intervención, aunque el resultado final puede tardar entre 3 y 8 meses en alcanzarse. El pecho va recuperando progresivamente su forma natural.

¿Se puede tomar el sol?

Si pero se aconseja utilizar un bikini que aunque sea pequeño cubra totalmente la pequeña cicatriz.

A partir de la tercera semana se puede tomar el sol sin sujetador, protegiendo la cicatriz del sol. Pasado un año se podrá tomar el sol directamente sobre la cicatriz.

Tras la mamoplastia, ¿es posible dar lactancia a un bebe?

Normalmente sí. Solo en casos excepcionales en los que por motivos propios de la mama esto no sea posible.