Balón Intragástrico

¿Cómo funciona?

El Balón Intragástrico es un balón de silicona suave y expansible que se introduce en el estómago a través de la boca sin necesidad de cirugía y bajo sedación. El médico realiza un examen inicial del estómago por medio de un gastroscopio y si no observa alteraciones procede a la colocación del balón gástrico. Una vez introducido en el estómago se llena con una solución salina estéril, de tal manera que el balón será ya demásiado grande para pasar al intestino y flotará libremente dentro del estómago.

¿En qué consiste el tratamiento con Balón Intragástrico?

El tratamiento con Balón Intragástrico es un completo programa multidisciplinar con un seguimiento integral y personalizado de profesionales médicos, nutricionistas y psicólogos.

  1. Primera cita de valoración con el médico especialista, totalmente gratuita, para verificar la aptitud del paciente para iniciar el tratamiento.
  2. La colocación del Balón Intragástrico es un procedimiento sencillo y rápido que no requiere hospitalización. Se trata de un globo de silicona que se introduce vacío por la boca vía endoscópica y se aloja en el estómago. Una vez colocado se rellena con una solución salina estéril.

El objetivo es crear una sensación de menor hambre y saciedad precoz ya que el balón ocupa una gran parte del estómago. Esto facilita que el paciente adquiera hábitos saludables e introduzca cambios en su dieta que le proporcionen la base para lograr el éxito durante un tiempo prolongado.

  1. La retirada de balón se realiza a los 6 meses, vía endoscopia.
  2. Una vez retirado el balón, el programa continúa para consolidar los hábitos dietéticos saludables adquiridos hasta completar el tratamiento.

El apoyo y seguimiento médico, nutricionista y psicólogo durante todo el programa, serán imprescindibles para consolidar un buen resultado.

Beneficios del balón intragástrico

-Estudio previo completo para garantizar que el paciente es apto.

-Asistencia médica, psicológica y nutricional.

-Técnica mínimamente invasiva: sin cirugía, por vía endoscópica.

-Procedimiento de colocación y retirada del balón, indoloro y sin ninguna molestia para el paciente.

Resultados

Las etapas del protocolo dietético son tres:

  1. Etapa de adaptación: Objetivos : Adaptación al balón, evitar vómitos náuseas y dolores, y evitar deshidratación.
  2. Etapa de balón intragástrico: Objetivos : Pérdida másiva de peso mediante dieta y ejercicio, establecer unos nuevos hábitos alimentarios y de vida, y mantener un buen estado de salud.
  3. Etapa de mantenimiento: Objetivos : Continuar la pérdida de peso y mantener los hábitos adquiridos. Una vez terminado el tratamiento y conseguido el peso adecuado, el paciente no suele recuperar los kilos perdidos, ya que durante el tiempo que ha estado a dieta, ha aprendido a comer y ha adquirido unos hábitos alimenticios correctos.

¿Para quién está indicado el balón gástrico?

El tratamiento con Balón Intragástrico puede responder a diferentes tipos de problemáticas de sobrepeso y obesidad según las necesidades de cada persona:

-Personas que desean perder más de 12 kilos con dieta supervisada, en un momento determinado de su vida, sin necesidad de sufrir un problema grave de sobrepeso.

-Personas que quieren mejorar su salud o evitar que aparezcan las complicaciones cardíacas y metabólicas propias del sobrepeso y la obesidad.

-Personas que han fracasado en el cumplimiento de dietas por si solas o que han recuperado rápidamente el peso perdido tras finalizarlas.

Mejora tu salud gracias a una reeducación alimentaria para poder mantener el equilibrio y el bienestar a lo largo de los años.

¿Para quién no está indicado el balón gástrico?

Contraindicaciones

Está contraindicado el uso del sistema en individuos con las siguientes condiciones:

-Anormalidades anatómicas del tracto gastrointestinal superior

-Alteraciones funcionales del tracto GI superior

-Condiciones inflamatorias y patofisiológicas del tracto gastrointestinal

-Uso crónico o agudo de medicaciones conocidas por afectar a la integridad del tracto gastrointestinal y/o al peso

-Cirugías previas en el tracto gastrointestinal , excluyendo apendicectomías sin complicaciones

-Hipotiroidismo o síndrome de Cushing sin tratar

-Condiciones médicas graves inestables/incontroladas de los sistemas de órganos principales

-Abuso de alcohol y/o drogas ilegales

-Estar recibiendo terapia de asteroides o inmunosupresora crónica

-Embarazo o lactancia o intención de embarazo durante el estudio

-Diabetes mellitus tipo 1

-No debe realizar actividades de buceo o viajar en una cabina de avión sin presurizar.

-Alergias a productos/alimentos de origen porcino

-infección por H. pylori sin tratamiento

Anestesia: Si. Requiere sedación profunda para la introducción y para la retirada del balón gástrico

Ingreso en clínica:

No. No es necesario ingreso hospitalario.Después de colocar el balón gástrico, el médico controlará que el dispositivo está bien colocado, permitiéndole al cabo de unas horas regresar a casa.

Duración del tratamiento

¿Cuánto tiempo se utiliza el Balón Gástrico?

El balón deberá permanecer entre 6 y 8 meses en el estómago, tiempo tras el cual será retirado, ya que el material de silicona se comienza a debilitar y puede perder su contenido.. Durante estos meses deberá asistir a consultas de seguimiento. La retirada del balón será de la misma manera en que fue colocado, por medio de endoscopia bajo sedación. Debe por tanto usarse junto con una dieta supervisada médicamente y un programa de modificación del comportamiento alimentario.

Si el paciente necesita una pérdida mayor de peso a la que generalmente se logra en los 6 meses (30 kg.), se puede colocar un segundo Balón Gástrico en el momento del retiro del primero.

¿Cómo se retira el Balón Gástrico?

El Balón Intragastrico se retira por medio de endoscopia. Se introduce un catéter para puncionar el Balón Gástrico y desinflarlo completamente. Finalmente mediante una pinza extractora se toma el Balón Intragástrico y se retira por la boca.

Recuperación

Dieta tras el Balón Intragástrico

Durante las primeras semanas son muy frecuentes las náuseas y los vómitos porque el paciente no se adapta a una alimentación adecuada a su nueva situación. Es recomendable empezar con una dieta líquida, seguida de la introducción progresiva de una dieta triturada y blanda hasta conseguir comer sólidos. Se trabaja con las distintas texturas alimentarias, de determinada cocción, sabor y concentración, con una duración de tiempo determinada en cada una de las fases, dependiendo de cada paciente.

¿Cómo se recuperan los hábitos alimenticios y el estilo de vida?

El tratamiento se acompaña de un grupo multidisciplinario de especialistas de la Clínica Miestetic integrado por Nutricionista, Psicologa y Cirujano Endoscopista con el fin de acompañarlo durante el tratamiento para recuperar un peso adecuado, unos buenos hábitos alimenticios y la actividad física.

Los pacientes que se han sometido a este método en su gran mayoría no sólo han perdido peso significativamente, sino que han recuperado un estilo de vida saludable.

 

Preguntas frecuentes

¿Cuánto peso perderé con el balón gástrico?

El ritmo adecuado para perder peso en cualquier tratamiento para la obesidad debería girar en torno a 1 Kg. por semana. La pérdida de peso dependerá de la observación estricta de la dieta.
Existe una pequeña posibilidad de que usted pierda poco peso o no pierda peso en absoluto mientras porta el balón, al igual que existe la posibilidad de que se pierda peso de una forma perjudicial para su salud.

¿Quién puede beneficiarse del balón gástrico?

La colocación del balón está indicada en pacientes obesos de 18 a 60 años, con un índice de masa corporal entre 30 y 40 kg (obesidad premórbida), que normalmente corresponde a un sobrepeso de 15-25 kg.
El sistema del Balón Intragástrico tiene como objetivo ayudar a perder peso a las personas que estén por encima de su peso ideal por lo menos un 40%, o de 15 a 25 kilos de sobrepeso.
Además el sistema Balón Intragástrico puede ser particularmente útil para pacientes considerados demasiado obesos o con excesivo riesgo para intervenciones quirúrgicas agresivas. El uso de este sistema para perder peso antes de una operación puede reducir los riesgos asociados a la misma.
Excepcionalmente colocamos el balón en casos de obesidad mórbida para disminuir el riesgo quirúrgico o en presencia de contraindicaciones para la cirugía, y en casos de sobrepeso leve hasta la corrección de este.

Con el balón gástrico puesto, ¿ya está, ya se pierde peso?

No. El balón por sí solo no produce una pérdida de peso: hay que seguir controles por el médico especialista que indicará y supervisará la dieta, la cual podrá seguir sin dificultad al no existir la sensación de hambre, ni la aparición de la ansiedad y demás efectos indeseables que normalmente se asocian al seguimiento de dietas de adelgazamiento.

¿Qué síntomas causa la colocación del Balón Gástrico?

En los dos primeros días se presenta sensación de estomago lleno, acompañada en algunas ocasiones de vómito y dolor abdominal. Estos síntomas se controlan mediante colocación de medicamentos que en la gran mayoría no son necesarios más de dos días. Del tercer al octavo día en la mayoría de los casos se va logrando la recuperación completa.
Los síntomas posteriores a este periodo son generalmente leves y ocasionales quedando el efecto del Balón Gástrico que es el llenado fácil con pequeñas cantidades de alimentos.

¿Volveré a ganar peso después de la retirada del balón gástrico?

Usted tendrá mayores posibilidades de mantener la pérdida de peso después de la extracción del balón si mantiene los hábitos saludables que ha adquirido en su dieta y comportamiento alimentario, durante el uso del balón.

¿Quién debe colocar el balón intragástrico?

Además de quién, en este caso es importante el dónde. Como en el caso de la cirugía de la obesidad, no sólo hay que ser operado por un buen cirujano sino en un centro con todos los medios para solventar cualquier imprevisto. En el caso del balón intragástrico sucede lo mismo. Se trata de una técnica endoscópica y debe ser realizada únicamente por un cirujano experto.