Corrección Hipermetropía Cirugía Refractiva

  1. ¿Cómo vemos con claridad y nitidez?

    En una situación normal la imagen penetra en el ojo a través de la cornea y el cristalino y de ahí llega a la Retina. De forma inmediata esta imagen que llega a la Retina se transmite al cerebro a través del Nervio Óptico.

    Si existe un defecto refractivo esta imagen llega distorsionada al cerebro y por tanto no la vemos con claridad.

    2. ¿Qué es la Hipermetropía?

    La hipermetropía es la alteración de enfoque visual que provoca una visión borrosa e incómoda de cerca y que con la edad hace ver mal también los objetos lejanos.

    En la hipermetropía, la imagen se enfoca detrás de la retina y no directamente sobre ella.

    Este defecto de la refracción afecta a la mayor parte de los recién nacidos, pero durante el periodo de crecimiento se suele corregir sin necesidad de tratamiento.

    Cuando el problema persiste más allá de la edad de crecimiento, pueden desencadenarse otras alteraciones visuales, como el ojo vago.

    3. ¿Cómo se detecta?

    Es necesario un examen oftalmológico completo realizado por un especialista en el que se incluyen pruebas complementarias que van a medir las características del globo ocular: Curvatura, Topografía o Mapa Corneal, Espesor, Tensión ocular,…

 

Anestesia: Anestesia Tópica (En colirio o gotas).

Ingreso en clínica: No.

Recuperación: Recuperación inmediata. El paciente puede hacer vida casi normal en menos de 24 horas.

Preguntas frecuentes

¿Se pueden usar gafas de sol?

Es aconsejable usar gafas de sol, para evitar molestias el día de la intervención y los días posteriores.

¿Cuándo se ve el resultado definitivo?

A la semana ya se puede valorar el resultado definitivo, aunque en algunos casos puede tardar más tiempo.

¿Es doloroso?

No.

¿Qué riesgos entraña el tratamiento?

Los láseres de última generación han logrado convertir esta técnica en rápida, efectiva y de bajo riesgo.

¿A qué edad es posible tratarse?

La Hipermetropía tiende a estabilizarse a partir de los 18 años, por lo que es la edad mínima indicada para operarse.