TENDENCIAS EN BELLEZA FACIAL SIN CIRUGÍA

Escrito el 9 febrero, 2015

Plasma Rico en Plaquetas PRP

¿Qué es el Plasma Rico en plaquetas?

El término empezó a hacerse familiar hace no muchos años. El Plasma Rico en Plaquetas (PRP)  empezó en los centros de estética para retrasar los efectos del paso del tiempo en la piel y corregir la celulitis.

El uso más extendido del PRP se da en dermatología y estética, aunque la realidad es que esta técnica nace para la reconstrucción de tejidos incluyendo usos ortopédicos, traumatológicos, etc.

Con el objetivo de retrasar los signos de envejecimiento apareció la medicina regenerativa. En lo 90, cirujanos utilizaron el plasma rico en plaquetas para la reconstrucción de una mandíbula y observaron una consolidación de los huesos más veloz, el método comenzó a aparecer en el mercado para distintos usos.

Es por tanto una técnica regenerativa y con amplios beneficios. Por ejemplo, las plaquetas colaboran para evitar la pérdida sanguínea ante una lesión vascular, transportan distintas sustancias que inciden en la reparación de tejidos al generar determinadas proteínas, circulando en la sangre una semana.

¿Qué es un plasma rico en plaquetas? Un plasma rico en plaquetas posee más plaquetas que la sangre circulante y eso permite utilizarlo como tratamiento regenerativo por excelencia. El tratamiento con plasma rico en plaquetas consiste en la aplicación intradérmica de factores de crecimiento contenidos en las plaquetas. Estas plaquetas se obtienen de la centrifugación de una muestra de sangre del propio paciente.

PIEL  JOVEN Y TERSA SIN CIRUGIA

Por sus características, el plasma rico en plaquetas PRP está indicado principalmente como regenerador del fotoenvejecimiento facial, para flaccidez, pérdida de calidad dérmica, celulitis y alopecia o caída del cabello.

El plasma rico en plaquetas se obtiene por centrifugación de sangre del propio paciente que posteriormente se introduce mediante microinyecciones, en las zonas que tienen más flacidez, estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel joven, tersa y de mayor calidad

Una vez inyectado se liberan factores de crecimiento responsables de estimular  la producción y regeneración natural de colágeno, elastinas y demás componentes de la piel lo que lleva a una piel más joven, tersa y vital

Las plaquetas que fluyen en la sangre están cargadas de factores de crecimiento que tienen la capacidad de acelerar la reparación de los tejidos colágenos, como la piel, así como la reparación y restauración celular.

Se utiliza como tratamiento preventivo y regenerador, se recomienda su utilización cuando comienzan a aparecer signos de envejecimiento cutáneo. Es posible combinarlo con otros métodos como mesoterapia con vitaminas, luz pulsada intensa, peelings médicos, radiofrecuencia, rellenos faciales con ácido hialurónico o toxina botulínica “botox” para potenciar los resultados.

Se puede aplicar a cualquier edad sin límites, ya que es totalmente natural y exento de efectos secundarios.

El resultado se produce en una primera fase inmediata es inmediato, dando luz y tersura a la piel  y en una segunda fase a los 15 días dando aumento de tensión y la mejoría en manchas y flaccidez.

Antes del tratamiento es aconsejable aplicar crema anestésica para evitar molestias y después del tratamiento debe evitarse en las primeras horas el sol, las cremas, el maquillaje, el ejercicio y todo aquello que pueda irritar la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *