Cuidado de la piel a los 40

Escrito el 20 marzo, 2017

Cuidado de la piel a los 40

 

A partir de los 40, es muy importante seguir una adecuada rutina de belleza para evitar el envejecimiento prematuro de la piel. Sus primeros signos como la pérdida de firmeza, la hiperpigmentación y las arrugas pueden volverse más visibles si no adaptas tu rostro a sus nuevas necesidades.

La limpieza y la hidratación seguirán siendo fundamentales, pero también es recomendable incorporar productos más específicos como el uso de una crema de noche que sea más nutritiva y que contenga una mayor concentración de activos (ácido hialurónico, colágeno…). O el uso de un sérum que contenga vitamina C para optimizar el tratamiento hidratante. Esta sustancia ayudará a aportar luminosidad y borrar los signos de cansancio.

Pero no sólo hay que hacer hincapié en estos productos de tratamiento. Proteger tu piel del sol, exfoliarla, llevar una alimentación sana, beber la cantidad suficiente de agua o evitar el consumo de tabaco también influirán notablemente en la aparición de arrugas y en la apariencia de la piel.

Y para complementar todos estos cuidados faciales, existen tratamientos médico-estéticos adicionales con gran demanda en el rejuvenecimiento facial con técnicas no quirúrgicas. Entre los más populares, se encuentran los rellenos dérmicos con ácido hialurónico o las pequeñas infiltraciones de la toxina botulínica (bótox).

Sin duda, envejecer es inevitable, pero gracias a estos tratamientos mínimamente invasivos, se consiguen rápidamente cambios visibles en la desaparición de arrugas. Tanto es así, que su demanda se incrementó un 10% en el periodo 2015-2016, según datos facilitados por la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *